Blog destinado al Arte y la Literatura, taller de escritura por Internet. Publicacion de obras.

Wednesday, July 04, 2007

La búsqueda

Mañana seré un puñado de polvo...
Implacable los relinchos del tiempo que nos asisten.
Sofocado de señales marcho al monte donde me vulnera
la sombra de los cipreses, ilumina la fosforescencia
del silencio del saucedal.
Mueve el viento sus almas de cenizas;
el junco en estirpe, no se quiebra cuando gimen
sus manos de helecho sobre la savia derramada.
Ahogado de deleite marcho a la ciudad,
sueltan los colmillos de los perros.
La cacería hace fiesta y tira de los jirones
quedando mis gruñidos al descubierto.
Regresa el hombre, parte la bestia.
Mis gritos son monosílabos de augurio.
En Asalto mi carne de tronco rugoso,
de pueblo desierto, de ciénaga sudada.
Mi lengua humedece un galope de luz
en la hondonada de la soledad.
Que las piedras arrecien sobre mi cabeza
y brote de mi ánimo la estirpe.
No necesito del nirvana para contener
las fieras del légamo humano.
Mi boca declama plegaria abundante de bienes,
mi espíritu blasfema pájaros caídos en vuelo.
La fosa tendida bajo mis pies para contener la codicia
del heredado de los parásitos.
Me tanteo el alma en los pliegues del engaño
que se acrecienta.
Mañana partiré a la cumbre,
seré un puñado de polvo esplendente
conquistado por un oasis de vanidad y soberbia.
Camino con los brazos tendidos, los oídos francos,
la voz dadivosa, los vastos ojos;
por si dios me quiere hacer tangible a sus eternales párpados.
(Soy el ensueño de un creador lánguido que canta mi muerte
precipitada bajo los pies desnudos de la nada).
Mañana seré un puñado de polvo.
Mañana...
Polvo...
Puñado...

1 comment:

John Sereira said...

Mientras llega el mañana, hay tanto que hacer, que decir, que publicar.

Como siempre, bella construcción.

Juan.